Trampas de grasa

 
Mantenimiento

Se debe realizar un mantenimiento frecuente, el cual consiste en el retiro de las grasas que se acumulan en estas, para evitar la saturación y la obstrucción.

La frecuencia de limpieza es variable para cada negocio; la mayoría de las trampas o los interceptores de grasa se deben bombear por lo menos una vez cada 30 días.

Se debe hacer seguimiento al sistema para determinar la frecuencia de limpieza correcta. Por tal razón un programa adecuado de mantenimiento es vital para garantizar su buen funcionamiento.
Transporte y disposición final de residuos.

Entrega de certificado de disposición final de los residuos que removemos de sus trampas y así asegurar que se cumple con las leyes y reglamentos aplicables.
 
Succión & Carga SAS - trampas de grasa